• Evitar la exposición al sol en las horas de mayor incidencia, como norma general entre las 12’00 h. y las 18’00 horas).
  • Educar a los niños sobre los efectos perjudiciales de la luz solar y sobre el uso preventivo de protectores solares.
  • Aun en los días nublados hay que proteger la piel.
  • Nunca tome el sol sin aplicarse previamente un protector.
  • Un bronceado sin protección es más rápido pero dura menos y envejece la piel.
  • Utilice un protector de índice alto como SUNALSUN FP-60 para las primeras exposiciones y un protector medio como SUNALSUN FP-15, cuando la piel esté ya bronceada.