Consejos

La exposición al sol tiene una serie de beneficios para el organismo, pero el exceso de este tipo de radiación y, aún más, sin la protección adecuada , puede acarrear serias consecuencias.

La radiación solar puede provocar múltiples y variadas lesiones en la piel como quemadura solar, lesiones pigmentarias (pecas, nevus o lunares, léntigos solares). Hay una evidente relación entre éstas y distintas lesiones cutáneas precancerosas.

¿Qué medidas son útiles para evitar los efectos indeseables del sol en la piel?

Ø    Evitar la exposición al sol en las horas de mayor incidencia, como norma general entre las 12’00 h. y las 18’00 horas).

Ø      Educar a los niños sobre los efectos perjudiciales de la luz solar y sobre el uso preventivo de protectores solares.

Ø      Aun en los días nublados hay que proteger la piel.

Ø      Nunca tome el sol sin aplicarse previamente un protector.

Ø      Un bronceado sin protección es más rápido pero dura menos y envejece la piel.

Ø      Utilice un protector de índice alto como SUNALSUN FP-60 para las primeras exposiciones y un protector medio como SUNALSUN FP-15, cuando la piel esté ya bronceada.

¿Quienes deben protegerse más de la radiación ultravioleta?

Ø     Las personas de piel clara, rubios y pelirrojos.

Ø      Las personas que presentan muchas pecas o lunares.

Ø      Quienes realicen actividades al descubierto en el trabajo o recreativas

Ø      Los niños.


Accept

Navegando por esta web usted accede al uso de cookies.